enfemedades viajes mascotas

 

Los gatos son animales muy curiosos, si hemos decidido adoptar un felino deberemos tener en cuenta ciertas medidas de seguridad para el animal.

En primer lugar, y como siempre os recomendamos, vuestro animal debe estar chipado, castrado e identificado. El chip y su placa serán claves para poder reencontrarnos con él si se pierde o se escapa. En cuanto a la esterilización, evitará que en los periodos de celo intente huir.

Volviendo al hogar, y siguiendo con las recomendaciones para que no escapen, protegeremos ventanas y balcones, ya sea con redes o con otras protecciones, para evitar que caigan o salten al vacío. Es muy común, sobre todo en verano, que los gatos caigan desde los balcones o las ventanas al salir a tomar el aire o a investigar. Las lesiones pueden ser muy importantes e incluso pueden morir.

Enchufes y cables. Sobre todo en animales jóvenes, con más ganas de jugar, sacaremos de su alcance los cables o los enchufes múltiples para evitar que los muerdan y tengan una descarga eléctrica.

Al poner la lavadora siempre verificaremos dónde está el gato. Muchos gatos se meten dentro por ser un lugar recogido y calentito.

Al abrir armarios y volverlos a cerrar, sobre todo cuando vayamos a irnos de casa, comprobaremos también que no se queden ahí encerrados. Los gatos son animales muy sigilosos y muchas veces no advertimos su presencia.

Cuidado con los productos que utilicemos para limpiar, que no los chupen o se les caigan encima. Si tenemos un gato muy juguetón, mejor dejarlo en una habitación mientras limpiamos para evitar accidentes.

Si tenemos vitrocerámica, vigilaremos que no suban a ella y se puedan quemar.

Tendremos especial cuidado en guardar los medicamentos. Mejor un botiquín en un lugar inaccesible para el animal ya que dependiendo de qué medicación tome podría llegar a morir.

Si tenemos jardín y vivimos en una casa, mucho cuidado también con insecticidas y matarratas. Podríamos envenenar a nuestro propio animal. También cuidado con las piscinas, una caída accidental y si no pueden subir solos se podrían ahogar.

Hay gatos que les encanta acercarse a fuentes de calor. Ojo con estufas, chimeneas y velas. Se podrían quemar.

Tanto en jardines como en terrazas, aunque también pasa con algunas plantas de interior, debemos seleccionar bien que plantas ponemos. Hay un gran listado de flora venenosa para nuestros gatos. Antes de traer a casa una planta, consultemos si es tóxica para nuestro gato.

Si nos gusta coser o tejer, iremos con mucho cuidado con las agujas y los hilos. Si ingieren una aguja puede ser realmente peligroso. También los hilos son todo un peligro. Pueden quedar "atados" en el intestino y necrosar una parte.

Recomendamos que no uséis el calzado de la calle en casa. En la suela podemos traer parásitos y bacterias que podríamos transmitir a nuestro animal. Mejor usar zapatillas y mantener los zapatos de la calle lejos de su alcance.

Esperemos que todas estas recomendaciones os sirvan y os ayuden a tener un hogar 10 para vuestro gato.

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

Canisifelis
Redes sociales