enfemedades viajes mascotas

 

 

 

 En estos días de emergencia sanitaria en los que, de manera imperativa, debemos confinarnos en nuestros domicilios, la relación con nuestras mascotas se ha visto alterada y modificada. Hemos podido leer mucho sobre los perros y cómo gestionar su estrés por estar tantos días cerrados en casa, pero hoy queremos focalizar la atención en nuestros compañeros felinos, los gatos.

 Es importante controlar el estrés que este confinamiento puede generarles al cambiar la pautas y los horarios a los que está habituados. Por ello, no debemos generar tensión en nuestra relación con ellos, ni castigarlos ni gritarles, pues eso sólo conlleva a crear más crispación y nervios. Es crucial promover la actividad y el ejercicio, pero debemos tener en cuenta que es muy probable que estén más activados en las horas próximas a la noche o, principalmente, durante la noche.

 Para generar más actividad en el desarrollo del día a día, puedes colocar su alimento habitual en juguetes que esten pensados para promover la interacción, con lo que tendrán una sensación de caza que casa perfectamente con sus instintos. También es una buena idea esconderles comida por el hogar para promover su búsqueda y la utilización del olfato.

 La utilización de escondites y de rascadores es vital para ellos. Por un lado, los escondites, les permite descansar y sentirse seguros y reconfortados: los lugares altos son sus favoritos porque así pueden observar mejor su entorno. Por otro lado, los rascadores les facilita el limado correcto de las uñas, pero también marcan de esta manera su territorio.

 Durante estos días, es crucial enriquecer su entorno para poder aliviar su estrés. Esto quiere decir que, además de los ya especificados, deberíamos poner o distribuir más areneros, comederos, rascadores, escondites, juguetes... Recordad, por ejemplo, que disfrutan mucho escondiéndose en cajas de cartón y jugando en ellas, por lo que son un recurso económico y muy efectivo. Sobre todo, dedicadles más tiempo de juego para que puedan gastar sus energías y crear un vínculo emocional y anímico más acorde para sobrellevar el cambio de ritmo y de vida que el confinamiento ha provocado.

 Para todos aquellos que tengan niños y niñas en casa, es importante estar atentos a la relación que se establece entre ellos, pues al estar en casa todo el día, se pueden generar situaciones de tensión y nervios. Por ello, debemos supervisar siempre sus interacciones, para evitar que el animal se sienta estresado o intimidado: cread o mantened un espacio donde el animal pueda estar totalmente tranquilo sin ser molestado por nadie. Los pequeños de la casa han de entender que los gatos no son un juguete, por lo que deben respetar el estado anímico de los felinos y actuar en consecuencia. En los juegos que realicemos con los peludos podemos hacer que los pequeños de la casa interactúen también, para poder generar un vínculo más estrecho y de respeto entre ellos.

 Son días en los que la convivencia en el hogar se está viendo modificada y eso lo sienten también nuestros peludos: es por ello que debemos tratar de hacer el paso de las horas lo más agradable para todos, creando un entorno que equilibre la interacción y la calma y creando situaciones en las que podamos hacer fluir la energía de nuestros felinos. Recordad que no sólo nuestra rutina se ha visto modificada, también la de ellos, y hemos de gestionar esta situación para que la relación entre todos genere un espacio de convivencia óptimo.

 

 

Al visitar nuestro sitio web, acepta que estamos utilizando cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia.