enfemedades viajes mascotas

 

 

Todos los veterinarios os recordamos siempre que es muy importante mantener a vuestros animales bien desparasitados durante todo el año. Y esto es así no solo porque puedan traer a casa pulgas o garrapatas, sino porque, además, estas pueden transmitirles enfermedades que pueden suponer un problema grave para su salud: portan microorganismos que pueden provocárselas. Por eso, hoy queremos explicaros algunas de las enfermedades que las garrapatas pueden transmitirles

 

 La garrapata es un artrópodo. Al reproducirse, deja sus huevos en una zona donde transiten seres de sangre caliente, mamíferos, para que así, cuando los huevos eclosionen, sus crías, al detectar a cualquier mamífero, puedan subirse encima y empezar a alimentarse. Suelen situarse en zonas en las que nuestros peludos no puedan acceder facilmente, como las zonas interdigitales o la base del pelo de la nuca, así como en las orejas, tanto en el interior como en el exterior. Al morder la piel para alimentarse, inyectan una saliva con un efecto anticoagulante para evitar que la sangre coagule y, así, puedan alimentarse tanto como requieran. Esta saliva puede estar contaminada con virus o bacterias que pueden distribuirse por la sangre de nuestros peludos. Dado que esta inoculación de la saliva solo ocurre, de media, a las 24 horas de haberse enganchado, es importante revisar a nuestras mascotas después de pasear para poder sacarlas antes de dicho plazo. Las pipetas, no obstante, matan a las garrapatas antes de 24 horas, por lo que su utilización es vital para evitar el contagio de estas enfermedades.

 

Las enfermedades más habituales que suelen contagiarles son las babesias (un parásito sanguíneo), las erliquias (una bacteria), las enfermedades de Lyme... Todas ellas presentan, siempre, un primer síntoma que es, casi siempre, la fiebre y que suele aparecer a los 10-15 días de la picadura. También hay pérdida de apetito y apatía. Para poder diagnosticarlos precisamos de un análisis de sangre para realizar una serología o poder visualizar en el microscopio  el parásito. Cada una de estas enfermedades tiene un tratamiento específico por lo que es crucial poder identificarlas.

 

 

Para evitar estas enfermedades, la desparasitación con pipetas, collares o pastillas es la vía más efectiva, eliminando de raíz el problema. Por ello, es importante seguir las pautas y los tempos de desparasitación

Al visitar nuestro sitio web, acepta que estamos utilizando cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia.